Bienvenidos

Magnaconsultor.com es un espacio donde podremos asesorar a profesionales y emprendedores en temas relacionados con el Marketing Digital, el E-Learning, Management y Gestión Educativa, a través de artículos, asesorías especializadas o capacitaciones in house, según el requerimiento de su empresa o idea emprendedora.

12 noviembre 2016

Recorte de personal, la dignidad ante todo

El recorte de personal debe ser la última medida que lleve a cabo la empresa, y al hacerlo no debe descuidar dar un trato digno al trabajador.


Comunicar a los empleados que saldrán de la compañía no es una tarea agradable. La noticia puede afectar la autoestima del trabajador, sus proyectos y podría predisponerlo a una actitud negativa para su próxima tarea: el autoempleo o la búsqueda de empleo.
Además, los despidos generan dentro de la empresa un ambiente laboral de incertidumbre, lo que afecta el ánimo y la productividad de los empleados, como fue el caso de B-Conect, un call center que debido a la crisis económica recortó 90% de su personal, tras verse afectada por la cancelación de un contrato con American Express.
“Fue un ‘radio-pasillo’ impresionante. La gente se acercaba a nosotros para saber qué pasaba. Las personas de mayor antigüedad bajaron su rendimiento, eran las que más desmotivadas”, relata Álvaro Morales, coordinador de Recursos Humanos de la empresa.
  • Decisión con soporte
De acuerdo con los expertos, el recorte de personal debe ser la última medida que lleve a cabo la empresa, tras haber implementado otras estrategias.
Laura Iturbide, directora del Instituto de Desarrollo Empresarial de la Universidad Anahuac (IDEA), recomienda tratar de prescindir del personal estratégica o solidariamente. “Aquellas personas que llevan más tiempo en la compañía, que tienen más dificultades para insertarse en el mercado laboral, pero que han sido fieles y han crecido con la empresa, debe ser consideradas parte del personal clave”.
“De lo que se trata es de encontrar la mejor salida, tanto para el empleado como para el empresario”, indica la especialista.
Ahora bien, para Carlos Muñoz, director de Comunicación Institucional de la Asociación Mexicana de Comunicadores (AMCO), el tamaño de la empresa influye en la reacción de los colaboradores frente al despido, es decir, comprenden que no pierden su trabajo por ineficiencia, sino por circunstancias financieras globales, que obligan a eliminar gastos.
No obstante, precisa: “se debe tratar con respeto a los colaboradores a través de una comunicación veraz, oportuna, pero realista, sobre todo en estos tiempos”.
  • Consejos útiles
Una vez que se ha decidido qué personas saldrán de la empresa, es conveniente que el responsable de llevar a cabo el recorte tome en cuenta los siguientes consejos de los expertos:

-Tratar a las personas con dignidad. Recuerde que está tratando con personas y no con objetos.

-Decisión rápida. Una vez que ha comunicado al personal la medida no debe dejar pasar los días para llevarla a cabo, de lo contrario se crea incertidumbre, desmotivación entre los trabajadores, lo que afecta la productividad de la empresa.

-Elegir el momento adecuado. Anteriormente se daba la noticia el viernes por la tarde. Ahora es preferible hacerlo temprano por la mañana y comenzada la semana. Incluso, al empleado se le puede dar el resto del día. 

-La reunión. Llame al empleado a la oficina. Si es posible esté acompañado por un socio o colega del staff de Recursos Humanos.

-Política de puertas abiertas. Dejar en claro a las personas despedidas que podrían ser recontratadas, en caso de que la situación financiera retorne a la normalidad.

-Outplacement. Promueve la currícula de empleados despedidos en intercambio con otras organizaciones y haz las recomendaciones pertinentes. Además, ofrece a los empleados herramientas para elaborar un currículum de impacto, consejos de cómo comportarse durante una entrevista, la importancia de la primera impresión, etcétera. 

-Taller de autoestima. Lo más importante para una persona que va a perder su empleo es su autoestima, subraya la especialista Laura Iturbide.

-Promueva el autoempleo. Si la empresa está en posibilidad de dar una liquidación importante puede vincular a los empleados despedidos con un asesor financiero para que les dé alternativas para iniciar un negocio o para pagar deudas. 

De la misma manera, puede acercarlos con instituciones como la Secretaría del Trabajo y Previsión Social para la búsqueda de un empleo temporal, o bien, con un ejecutivo financiero para que les informe cómo hacer uso de su ahorro para el retiro durante su periodo de desempleo. 

 Fuente: eleconomista.com.mx

No hay comentarios.:

Visitas